Los frutos de Llamarada Verde

Llamarada Verde, el taller de poesía del poeta y gestor cultural Gabriel Chávez en Santa Cruz, presenta en la FIL La Paz 2022 su segunda colección, con siete nuevos libros de otros tantos poetas bolivianos.

Los nombres de Melissa Sauma, Felman Ruiz, Carlos Fernando Tapia, Mariana Ríos, Marcelo Canavire, Amilkar Jaldín y Nicole Vera empiezan a resonar en el ámbito de la poesía boliviana. Todos ellos son parte del Taller de Poesía Llamarada Verde –dirigido por Gabriel Chávez Casazola– y su trabajo poético, en algunos casos iniciático, suma nuevas voces a la poesía escrita en Bolivia que, como apuntaba el poeta Gary Daher hace algunos números de esta revista, goza de buena salud.


Una presentación colectiva reunirá a estos autores el próximo sábado 6 de agosto a las 20:00 en el Salón “Feminiflor” del Campo Ferial Chukiago Marka, en el marco de la XXVI Feria Internacional del Libro de La Paz.


Llamarada Verde es un espacio de formación creativa fundado en 2014 y ya publicó su primera colección, con cinco títulos, en 2017. En 2020, el taller se amplió a una segunda generación de autores. Los poemarios que se presentan en la FIL La Paz son Maneras de parar el mundo, de Melissa Sauma, cuya primera edición fue publicada recientemente en Ecuador; El payaso bélico, de Carlos Fernando Tapia Vaca, finalista del Premio de Poesía Hispanoamericana Francisco Ruiz Udiel; Llana estepa la noche, de Mariana Ríos Urquidi; Donde los dos azules se tocan, de Felman Ruiz; Timbal de piedra, de Marcelo Canavire Castillo; Cosas en su sitio de Amilkar Jaldín Rojas; y Donde germina el agua, de Nicole Vera Comboni. A estos libros se suma Ante un cadáver, del mexicano Roberto Amézquita, quien estuvo en Bolivia en ocasión del Encuentro Internacional de Poesía Ciudad de los Anillos en Santa Cruz, el pasado junio.


Los siete locos


Un espacio para amar y para hablar con el cosmos, un sitio en donde la palabra significa y se dignifica”, escribe el poeta y editor ecuatoriano Xavier Oquendo, acerca de Maneras de parar el mundo, de la autora cruceña Melissa Sauma, quien ya publicó en 2017 Luminiscencia, libro ganador del Premio Nacional Noveles Escritores de la Feria Internacional del Libro de Santa Cruz de ese año.


Gabriel Chávez nos invita al libro Donde los dos azules se tocan, del paceño Felman Ruiz quien cuenta en su haber con el poemario Fauces o de belleza magra (Editorial 3600, 2015): “Hay que leerlo y seguirlo con atención: le han sido hincadas en la piel algunas astillas esenciales y uno de los misterios del poema: su capacidad de redimirnos en la contingencia de nombrar”.


La poeta y académica Mónica Velásquez Guzmán destaca “la energía de esta naciente poética cifrada en la fuerza del inicio, en su ofrenda que da sabor al tiempo con lo que tiene a la mano, en el cuerpo: lo abrasador, lo pasional, lo que se yergue vivo entre todo lo demás” al referirse a Llana estepa la noche, de la cochabambina Mariana Ríos Urquidi, quien trabaja como editora en la Editorial Mantis.



El ejercicio de la contemplación es resaltado por el poeta chileno Hernán Contreras en Timbal de piedra de Marcelo Canavire Castillo: “Los poemas nos entregan una sensación similar a la imagen de estar detenido. (…) hay un hallazgo de imágenes que solo las logra quien se detiene a observar, a pesar de los riesgos que hay, hoy en día, en la pausa”.


Cosas en su sitio es una isla segura para el encuentro del poeta y el lector, porque justamente tiene cada una de sus piezas en el lugar exacto. Este libro contiene un religioso asombro por la luz y la vida, una mirada que cosecha feliz las silenciosas experiencias de la naturaleza” afirma la poeta Paura Rodríguez, en su encomio a la obra de Amilkar Jaldín Rojas.


La poeta Jessica Freudenthal escribe:el libro Donde germina el agua de Nicole Vera nos sumerge en una experiencia onírica: Sueño dentro un sueño que me sacudo para despertarme. Algunas de las preguntas más antiguas de la literatura reaparecen en este poemario, a través de vivas imágenes que exploran el insomnio, el dormir, los sueños…”.

Daniel Rodríguez Moya, poeta español, miembro del jurado del III Premio de Poesía Hispanoamericana Francisco Ruiz Udiel valora El payaso bélico de Carlos Fernando Tapia Vaca: “No hay medias tintas en El payaso bélico, tampoco las concesiones que podrían esperarse de un libro con el que se comienza una carrera literaria (…); se nos presenta lleno de la honestidad del que sabe que la poesía es la única vía para enfrentar la lucha de lo uno y su contrario interior, de las contradicciones”.

80 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo