“La calle es un territorio hostil y violento para las mujeres”

El arte mural es una expresión que se ha hecho parte del cuerpo de las ciudades. Una de las principales exponentes actuales de este oficio en La Paz es la artista urbana, diseñadora alternativa e ilustradora La Hef, que en esta entrevista para La Trini habla de sus búsquedas estéticas y políticas.


- ¿Cómo y cuándo comenzaste a incursionar en el muralismo?

- Comencé como autodidacta luego de migrar de Oruro a La Paz en 2013, al decidir abandonar las aulas de la Carrera de Artes para dedicarme al muralismo por cuenta propia y a tiempo completo. Por aquel entonces comencé a trabajar como artista urbana e ilustradora, disciplinas con las que hasta el día de hoy me mantengo. Desde un comienzo, fue la necesidad de apropiarme del espacio público la que me impulsó a ser muralista, la necesidad de recuperar el espacio público de manos de la publicidad y devolverlo a la gente.


- ¿Cuál es tu propuesta conceptual y estética?

- Por medio de la pintura callejera critico los cánones de belleza impuestos por el sistema, e intento exponer la sinceridad que existe en el alma de la gordura y la fealdad. Busco recolectar todo aspecto de autenticidad y belleza de la mujer en su esencia a través de colores vibrantes, expresiones faciales y anatomías extravagantes.


Hago murales y grafiti rescatando mi cultura, sobre todo mi identidad. Mi motivación es sacar el arte de las galerías para llevarlo a las calles, que es el lugar donde realmente se lo aprecia y se reflexiona, dejando de lado el elitismo y la falsa idea de que el arte le pertenece a un sector social. Busco mostrárselo al pueblo para que, con un mural, podamos mover energías de conciencia y salvar lo poco que queda de humanidad a través de la magia de la creación. Mi concepción artística también busca ser un grito de lucha contra el patriarcado y toda forma de abuso machista.


Creo que la calle es un territorio hostil y violento para las mujeres, nosotras, las muralistas y artistas urbanas feministas bolivianas, buscamos la ruptura de este mandato social para mostrar un punto de vista de reivindicación femenina en las calles de este país.



- ¿Qué espacio artístico y laboral tiene el muralismo en Bolivia?

- En mi experiencia personal, la remuneración del muralismo en nuestro medio está condicionada a lo decorativo o institucional. No hay una buena remuneración por las creaciones personales, a no ser que sean hiperrealistas, lo que no hago. Por eso, actualmente mi espacio de trabajo es la decoración de interiores, porque me gusta recolectar las experiencias de la gente y actualmente ese es mi oficio. La pintura que me sobra la recolecto para pintar en la calle y autogestionar mi arte en el espacio público, donde nadie censura mi feminismo.


“Las muralistas y artistas urbanas feministas bolivianas, buscamos la ruptura de este mandato social para mostrar un punto de vista de reivindicación femenina en las calles de este país”

- ¿Cómo se relacionan los artistas bolivianos con el movimiento del muralismo en Latinoamérica?

- Lo lindo del muralismo es su espíritu de trabajo colectivo. Creo que este espíritu está muy extendido en casi toda la región y es por eso que es fácil encontrar y contactar con redes de muralistas o colectivos artísticos dedicados al mural. Por experiencia sé que las autoridades incompetentes no ayudan en absoluto a los y las muralistas que quieren salir al exterior a pintar. Lastimosamente muy pocos son los artistas patrocinados o financiados para contactar con otros colectivos de la región.



- ¿En qué proyectos estás trabajando este año?

- Dedico gran parte de mi tiempo a la administración y gestión cultural, junto a mis amadas compañeras, en un espacio contracultural y feminista al que llamamos “La Kaos”. Este es un lugar dedicado a brindar espacio a colectivos y artistas independientes. Desde aquí estamos proyectando un encuentro de muralistas mujeres y ya dimos una serie de talleres de arte urbano a los que llegaron incluso artistas urbanos internacionales.


También me dedico a la gestión y a la promoción de “La Hef”, mi marca de arte gráfico y diseño, para lo que tengo la suerte de tener el apoyo de mi mama. Por último, también me dedico a pintar interiores de casas y negocios que quieran tener mi arte en sus decoraciones. Me invitaron al FEMINEM, un encuentro feminista de muralistas mujeres en México que será en noviembre, por lo que ando en busca de financiamiento para viajar y poder representar a Bolivia en este importante encuentro.

“Mi motivación es sacar el arte de las galerías para llevarlo a las calles”.

59 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo