MUSEF Portátil: Tejiendo la Vida


Llevar el arte a espacios y poblaciones sin acceso a productos y bienes culturales es un desafío en nuestro país. El Museo de Etnología y Folklore, a través de su programa MUSEF Portátil, ha visitado recientemente el municipio de Umala, provincia Aroma del departamento de La Paz. La Trini conversó con Milton Eyzaguirre, jefe de la Unidad de Extensión del MUSEF


- ¿Cómo y cuándo comenzó el proyecto?

- Comenzamos en 2014 visitando la provincia Inquisivi de La Paz. El MUSEF Portátil visita un promedio de cinco lugares por año. En esta gestión, se trata de una exposición itinerante que viaja a diferentes regiones de Bolivia, denominada el “MUSEF más cerca de ti”. La idea es permitir un diálogo intercultural e intracultural que ayude a revitalizar las culturas de nuestras naciones y pueblos originarios. A partir de este conocimiento, manifiesto en textiles, cerámica, arte plumario y máscaras exhibidas, en esta exposición itinerante pretendemos generar mecanismos identitarios de revalorización y apropiación de conocimientos vinculados con la herencia, memoria e historia.


- ¿Cuáles son las localidades que han visitado?

- Se ha visitado municipios y localidades en toda Bolivia. Este año con la visita a Umala, completamos 60 versiones del MUSEF Portátil. Entre algunos de los lugares más lejanos que visitamos se puede mencionar: Ixiamas al norte de La Paz, Guayaramerín en Beni, Puerto Suárez en Santa Cruz, Bermejo en Tarija y Uyuni en Potosí.


- ¿Cuáles son los contenidos de la actual muestra?

- La muestra actual, para facilitar el acceso, está plasmada en fotografías de diferentes tamaños de las piezas de las colecciones del MUSEF. En las carpas desplegadas en cada ocasión se muestra piezas de las colecciones “Tejiendo la Vida” de tejidos, “Moldeando la Vida” de cerámicas, “El poder de las plumas” de la colección de arte plumario y la colección “Máscaras”. Asimismo, se logró innovar en la impresión en 3D de vasijas ceremoniales, artículos líticos y otros con los que los niños y niñas pueden interactuar de manera activa. Cada actividad está impulsada por visitas guiadas e interactivas, en las que los estudiantes pueden familiarizarse con las colecciones desde diferentes facetas de interés y un programa educativo apoyado en material pedagógico e interactivo.


- ¿Cómo ha sido el encuentro con la gente en los lugares visitados?

- Ha sido bastante favorable porque llegamos a cuatro públicos: niños, papás, autoridades y profesores. En el caso de los niños, nos parece que el impacto es fundamental, porque la mayor parte nunca visitó estos espacios. Cuando vienen a la ciudad de La Paz es poco común que incluyan en sus agendas un museo. Entonces esto ha sido bastante interesante para ellos, y ha permitido comenzar a rescatar algunos conocimientos. Por ejemplo, los niños y adolescentes, los que están en la promoción, nos preguntaban qué podían estudiar para para saber estas cosas y ahí les damos información.


En el caso de los padres, que ya son mayores, o los abuelos quedan sorprendidos y se alegran por la visita, porque lamentablemente algunos a su edad ya no pueden salir de la comunidad o algunos nunca salieron. Entonces esta experiencia, es como mostrarles una visión de lo que es el mundo y eso les genera mucho interés. En el caso de las autoridades se genera mucho interés por ejemplo en temas vinculados con el rescate de las lenguas. Siempre se ha tratado de interactuar y utilizando palabras o términos que lamentablemente se están perdiendo. Esto genera un proceso de conciencia, que se complementa con el planteamiento de la cadena operatoria, lo cual lleva a reconocer los materiales, insumos y técnicas que están siendo avasallados por la modernidad, como el caso de los tintes en tejidos: los naturales extraídos de piedras y colorantes vegetales versus los tintes artificiales de petróleo que están llegando con fuerza a las comunidades.


Por otro lado, un público de interés especial son los profesores, a los que llegamos en dos etapas. Inicialmente, el primer día del Museo Portátil como que no nos dan importancia. Pero paulatinamente comienzan a darse cuenta del sentido que tiene y eso genera que el último día o el penúltimo día comienza una asistencia masiva. Los profesores ven al museo como un espacio de interacción y pueden obtener, además de lo que llevamos como un museo, todo el material que está en la página web.


- ¿Cómo evalúan, hasta el momento, el impacto de esta actividad?

- Es bastante favorable. Primero llevamos temas culturales diferentes generando un intercambio. Existen algunas cadenas operatorias que reconocen muy bien y aprenden sobre otras, dado que hay algunas sociedades o espacios donde son especialistas en tejidos, cerámica u otros en líticos o metales. Llevamos material de toda Bolivia en fotografías o en muestras 3D. Entonces la gente comienza a conocer que existen otras realidades diferentes a la suya, y también comienzan a revalorizar sus propias manifestaciones culturales, generando mecanismos de recuperación de saberes.


Normalmente, en el contexto andino, lo que es pasado se considera para desechar. Entonces cosas como del tiempo del chullpa puchu o del ñawpa pacha, son cosas que ya no sirven. El “MUSEF más cerca de ti” más bien plantea que todo lo antiguo tiene mucho valor. Y a partir de eso, se empieza a pensar iniciativas como museos locales u otras dinámicas de revalorización en los entornos comunales.


“MUSEF más cerca de ti plantea que todo lo antiguo tiene mucho valor, y a partir de eso, se empieza a pensar iniciativas como museos locales u otras dinámicas de revalorización en los entornos comunales”.
46 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo