top of page

“El cine es una manera de mantener viva nuestra memoria histórica”

Entrevistamos al realizador Miguel Nina, quien con el cortometraje Olivia, al borde del olvido ganó el Premio Municipal Amalia de Gallardo en la categoría ficción y, en estos últimos días, el 2do lugar en el Concurso Municipal “Festival Audiovisual Cóndor de Plata” de Cochabamba.



- ¿Cómo surge la historia de Olivia?

- Olivia, como cortometraje, nace en julio de 2023, pero es importante hablar de Huáscar para comprenderlo a cabalidad.

 

Huáscar es mi opera prima que actualmente se encuentra en desarrollo. Van tres años de trabajo en guion y en laboratorios realizados en Bolivia y el extranjero. Olivia es la novia de Huáscar y cobra protagonismo al momento de retornar de Visiones Andinas laboratorio que realizamos en Arequipa, Perú.

 

La presencia de Olivia en la historia de Huáscar es muy importante ya que hablamos de una historia de amor. Es así como Olivianace dentro de este universo denominado Huáscar.

 

Olivia es la inspiración, es el riesgo, es la verdad, es la luz, es el motivo para continuar y es el amor prohibido que alguna vez todos imaginamos o tuvimos. Así es como nace y así es como se presentó en la isla de montaje como una pieza de cortometraje; resume varias historias que me contaban familiares y amigos que vivieron la época de dictadura en los 70.

 

- ¿Cuál es la propuesta en guionización y tratamiento de color e imagen?

- Para hablar del guion es importante mencionar que Olivia nace junto a Huáscar, en 2020, en medio de una reunión/charla con al productor Diego Revollo y la diseñadora de producción, Victoria Suaznábar. Los tres nos encontrábamos tomando linaza caliente y hablando de nuestros proyectos. Cabe resaltar que en esa charla también nacieron varios otros proyectos que ahora están viendo luz. Fue ahí en esa tarde-noche que Olivia fue por primera vez mencionada y escuchada, ya que los tres debíamos exponer proyectos que teníamos en mente para poder agendarlos y ver la posibilidad de realizarlos.

 

Cuando les hablé sobre Huáscar era inevitable que se hable de Olivia, dos jóvenes universitarios de los años 70, en un entorno de dictadura, música e ideales. Trabajé sobre una versión inicial del guion para que luego Darío Torres se sume con un gran aporte desde la co-guionización.

 

Ya hablando formalmente del tratamiento y la imagen; el cortometraje se rodó con material fílmico en formato de 16 mm, lo que no hubiese sido posible sin el apoyo de personas que apostaron y creyeron en el proyecto, como Ernesto Fernández quien nos apoyó de manera muy solidaria con el equipo de cámara completo. Importamos rollos de 16 mm desde Nueva York, tuvimos a Mauricio Ovando como director de Fotografía y en complicidad compartiendo la enseñanza del celuloide, estuvo Juan Pablo Urioste, quien también fue parte de nuestro equipo de fotografía. El propio material fílmico y la corrección de color, que estuvieron a cargo de Juan Pablo, le dan la textura a la imagen.


- ¿Cómo están las condiciones para producir cine en Bolivia actualmente?

- Creo que todos los que realizamos cine en Bolivia, o al menos los que estamos intentando, nos damos cuenta de que es complicado, porque no contamos ni con una ley que proteja nuestro trabajo.

 

Producir Olivia fue un acto quijotesco por sus características de realización: el formato analógico en 16 mm. En el camino realizamos una coproducción con Entre Imágenes, casa productora de Juan Benítez, que fue tutor de montaje y logró que los rollos se revelaran en la Universidad de Cine en Buenos Aires.

 

Ser creativos y responsables tiene que ser parte de un modelo de producción. Menciono esto porque tocamos muchas puertas entre ellas la de Rosendo Ticona que después que de que le expuse mi proyecto se sumó, auspiciándonos con todo el equipamiento del rent Cine Arte. Pasó exactamente lo mismo con cada miembro del equipo: junto con Diego Revollo el productor, exponíamos el proyecto a cada miembro, para conseguir su apoyo con la promesa de trabajar y poder levantar el proyecto para que cada una y uno de ellos acceda a un honorario básico dentro el medio del cine.

 

Cuento esto porque es importante reflejar el estado de nuestro cine, pero también es importante mostrar que este proyecto no se hubiese realizado sin la fe y apuesta de cada una y uno que se sumaron. Aprovecho para agradecerles y recordarles que seguimos trabajando para nuestra meta más grande que es Huáscar.

 

- ¿Qué papel juega el arte en general y el cine en particular, respecto a la memoria histórica?

- Olivia, al borde del olvido, el título completo, nos hace recuerdo que nuestra memoria es frágil, pero no olvida. Hablar de temas tan fuertes como muertes, desapariciones, cambio social, cambio climático por medio del cine, es una manera de mantener viva nuestra memoria histórica. Es así como también los realizadores nos cuestionamos y respondemos algunas preguntas al trabajar en nuestras propuestas cinematográficas.

 

No quiero ser pretensioso al decir que alguna de mis propuestas está denunciando o cambiando un discurso, solo quiero contar una historia para que se sienta y si otros quieren, hablen del tema.

 

- ¿Qué planes hay para la promoción y exhibición de Olivia en Bolivia y otros países?

- Olivia a la fecha no tuvo un estreno comercial. En enero de 2024 comienza su ruta por festivales, tenemos la alegría de que ganamos el premio único en la categoría de ficción del concurso Amalia de Gallardo 2023.

 

Para marzo de 2024 realizaremos las proyecciones junto a nuestra plataforma CoCine, con seguridad intentaremos llevar Olivia a varias proyecciones, tanto en salas como en espacios culturales.


 

Ficha técnica

 

Actúan: Michelle Diaz, Óscar Rea

Dirección: Miguel Nina

Producción general: Diego Revollo

Guion: Miguel Nina, Darío Torres

Dirección de fotografía: Mauricio Ovando

Producción ejecutiva: Miguel Nina

Diseño de producción: Victoria Suaznábar

Dirección de Arte: Kelly Ledezma

Asistencia de dirección: Ramiro Rojas

Primera asistencia de cámara: Juan Pablo Urioste

Segunda asistencia de cámara: Miguel Pattzi

Video Assist: Kevin Rodríguez

Continuidad: Álvaro Núñez

Diseño: Carlos Nina

Gaffer: Marco Machaca

Sonido directo y post: Iván Méndez

Vestuario: Victoria Suaznábar

Jefe de tramoya y eléctrico: David Laura

Producción de campo: Yazel Goda

Casting: Diana Callejas

Asistencia de producción: Karen Mita

Maquillaje y peinado: Lorena Rodríguez

Fotografía fija: Horacio Cavalleri, Vassil Anastasov

Transporte: Eulogio Tarqui

Revelado: Laboratorio Universidad del Cine Buenos Aires

Montaje: Miguel Nina, Diego Revollo

Música: Dante Domínguez

Corrección de color: Juan Pablo Urioste

Telecine: Cinemateca Boliviana

Asistencia de arte: Mateo Alfaro, María Voldoso

Catering: Ruth Zeballos

Texto:  En el ojo de la tormenta: América Latina en los años 60/70  Paulo Cannabrava

114 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page