top of page

Declaración de humor

Pablo Osorio presenta en la FIL Santa Cruz un nuevo libro de poemas: De los aquisingos a denantes, y retoma uno de sus oficios postergados por su éxito en el humor. En esta entrevista conversa con La Trini sobre escribir, actuar y el oficio de hacer reír.


- ¿Cuándo consideras que ha comenzado tu camino como comediante?

- Creo que comenzó al descubrir la escritura. Siempre he visto la narrativa como un ejercicio de humor, ya que jugar con la ficción es, en cierta forma, mentir, y mentir es un acto lúdico e infantil inherente a la humanidad. La ficción me ha permitido divertirme y hacer humor con mi realidad y mis historias.

 

- Antes de darte a conocer como comediante escribiste y publicaste poesía, ¿cómo ves en retrospectiva esta etapa en tu trabajo y ese tránsito?

- La poesía y el humor son hermanos siameses; ambos juegan a mirar allí donde nadie ve, a señalar allí donde todos pasan inadvertidos o a echar luz donde hay oscuridad, aunque utilicen diferentes herramientas, comparten el mismo objetivo. En retrospectiva, veo que en cierta forma siempre fui tanto comediante como poeta.

 

La transición entre estas dos facetas no fue un cambio, sino una evolución natural, ya que siempre he utilizado la poesía para expresar lo que veía y el humor para hacerlo de una manera que conecte con las personas.

 

- ¿Qué relación y qué diferencia existe entre la escritura de la poesía y la escritura de rutinas de comedia?

- El proceso creativo en ambos casos es bastante similar: se trata de jugar con imágenes, buscar premisas y tratar de darles un giro inesperado. La diferencia marcada es que la poesía no necesita de un remate, mientras que el humor sí lo requiere. Por eso, quizás, Jerry Seinfeld alguna vez dijo que la poesía es mal stand-up, humor sin remate.

 

- En Bolivia no tenemos mucha tradición de comedia de monólogo o los espacios y formas en que se realizaron han sido muy distintas a las del stand-up. ¿Cómo ves este cambio en la audiencia y en los espacios que se han ido generando para establecer una escena de comedia?

- Nos ha tomado mucho tiempo y muchas noches de fracaso, pero, irónicamente, la pandemia nos ayudó. Los comediantes creíamos que la pandemia nos cerraba las puertas de los teatros y los bares, pero en realidad, le abrió la mente a las personas. Pudieron acercarse a nuevos formatos humorísticos que se difundieron en redes y plataformas de streaming como Netflix, HBO, Amazon o Spotify, donde encontraron nuevas formas de humor. Al salir de la pandemia, notamos gratamente que toda la movida boliviana de stand-up estaba mejor relacionada y que ya había una demanda interesante.

 

- ¿Cuáles son tus referentes en cuanto a la comedia internacional y nacional?

En la comedia internacional me gusta mucho el trabajo de Mike Birbiglia, Louis C.K., Carlos Ballarta y Ricky Gervais. En lo nacional, siempre he admirado el trabajo del Gran Sandy por lo lejos que llegó en su carrera internacional y el éxito de Guery Sandóval al crear un personaje abrazado por todo Bolivia.

 

- En una actividad que se mueve entre el arte y el entretenimiento, ¿crees que la comedia responde a una demanda del público o existen propuestas más artísticas?

- Por el momento, creo que los comediantes están siguiendo el rastro de lo que los artistas foráneos están realizando. Es muy temprano para esperar que surjan propuestas artísticas que aúnen otros géneros, como comedia musical teatralizada, espectáculos tipo Broadway o monólogos más teatrales. Esto no es algo malo, sino que está siguiendo su camino natural. Espero que en cualquier momento surjan propuestas humorísticas que sean un híbrido de varios géneros. Estoy contento con lo que estoy viendo.

 

- ¿Los comediantes se ven a sí mismos como un movimiento?

- No por el momento, pero sí como un sindicato olvidado de la mano de Dios.

 

- ¿Cuáles crees que son los puntos fuertes y débiles de la comedia, que es un arte en desarrollo actualmente en Bolivia?

- Creo que la comedia boliviana es tradicionalmente política porque siempre ha tratado de burlarse de los líderes autoritarios que hemos tenido. Como punto débil, creo que siempre ha sido profundamente racista y clasista. Entre estos dos polos, se encuentran propuestas interesantes que ahora, más que nunca, con la democratización del humor a través del género del stand-up, vamos a poder escuchar propuestas más variadas y enriquecedoras.

 

- ¿Cuáles son tus próximos espectáculos y presentaciones?

- Este mes estaré el sur del país, con planes de ir a Sucre y Tarija. Sin embargo, estaré principalmente enfocado en promover mi nuevo libro de poesía De los aquisingos a denantes, una propuesta poética humorística que llevo 20 años postergando.

 

Foto: Alvaro Mercado Studios

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page