Bajo Tierra: ángeles y demonios

Los hermanos Guevara apuestan en grande con una edición en vinilo de su tercer álbum: Suplica por mi alma, con claras alusiones a su origen orureño, y ponen de nuevo a andar su máquina heavy metal.

- ¿Cuál es el concepto del nuevo álbum?

- Suplica por mi alma es nuestro tercer álbum, tiene ocho temas que son composiciones de los integrantes de Bajo Tierra. El lado B del disco propone una lectura colectiva de los problemas medioambientales y sociales que vive la humanidad y el lado T aborda temas de corte personal, desde el amor hasta el duelo por la muerte de los seres queridos, proponiendo así una lectura musical de hechos de interés masivo e individual con los que la población puede empatizar.


- ¿Qué los decidió a hacer también una edición en vinilo?

- El formato clásico nos ayudó a marcar los opuestos como lo colectivo y lo individual, aprovechando cada lado del disco y, en el diseño, incluir más relaciones de este tipo como impresión de la portada con caras externas a color e interiores en blanco y negro: el diablo desafiando al ángel, porque de cierta forma todos los seres humanos somos un poco ángel y otro poco demonio y vamos transitando la vida tratando de vivir en equilibrio, procurando la paz. El vinilo transparente nos ayuda a representar la actitud con la que hacemos música, sin autocensura, con honestidad.


Además de lo creativo, nos animamos a editar el nuevo disco en vinilo en consideración a los melómanos que se dan el tiempo para seguir el ritual que permite el formato, como es quitar el plástico de protección, sacar el disco, colocarlo en un tornamesa, ubicar la aguja con mucho cuidado y precisión para luego deleitarse con el arte y entrar en comunicación con la banda gracias a la información que se incluye en gráfica y textos. Desde ya es una edición de colección y limitada.


Suplica por mi alma es el primer disco en vinilo de heavy metal boliviano, en este retorno del formato clásico al consumo mundial. Fue posible gracias a las gestiones de María Fernanda Antuña de Turu Producciones.


- ¿Cómo ven el movimiento del heavy metal en Bolivia?

- El encierro por la pandemia y las medidas posteriores que limitaron los espacios en los que se suele mover la música en general, ha tenido a los músicos esperando el momento para volver a escenario, cosa que se está dando desde esta gestión con fuerza. Vemos con agrado que bandas colegas están ensayando, realizando presentaciones y lanzando nuevo material en sencillos y álbumes. Estamos viviendo la reactivación en general de las expresiones artísticas. Viejas y nuevas bandas vuelven a los escenarios en diversos espacios nacionales e internacionales que convocan a este género musical que definitivamente va marcando su inmortalidad.


En esta gestión ya tuvimos la oportunidad de tocar en el Unirock 2022 de Cochabamba y Santa Cruz junto a grandes bandas nacionales como Sajra, Ameba y muchas más. También presentamos nuestro nuevo disco en Oruro junto a Azul Pezado y en Cochabamba junto a Tim Ripper Owens (N.d.E.: Cantante estadounidense de rock, ex Judas Priest entre otras bandas) Creo que muchos estamos de regreso y hay muchas más bandas nuevas, eso le hará mucho bien al movimiento metalero del país.


- ¿Qué tienen planeado para este año?

- En los próximos días tendremos nuestro nuevo álbum en más de 30 plataformas virtuales para música, porque firmamos con Gorilla Gas Records & Management, gracias a Walter Krpan que está gestionando todo nuestro catálogo. También queremos tocar en cuanto espacio sea posible alrededor del país y volver a girar en la comunidad underground metalera de Argentina, ya que retomamos contacto con quienes hemos construido una red de difusión del under hace muchos años, que denominamos “Uniendo fuerzas”. Después volveremos a estudio a trabajar un nuevo material.

63 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo